Son todas aquellas alteraciones en la glándula mamaria que no tienen capacidad de diseminarse y que responden a cambios hormonales, factores externos, hábitos nutricionales y estilos de vida. Sus síntomas incluyen: dolor mamario (MASTALGIA), masas, nódulos, turgencia, irritabilidad, secreción, inflamación e infección; y en algunos casos pueden elevar el riesgo de patología mamaria maligna.

Leer más